Lluvia y viento se enlazan para crear una tormenta, la cual nosotros disfrutaremos en nuestra alcoba, donde gemir y respirar aumentan con cada silbido de aire y cada gota de agua que suena al caer como si de notas musicales tratase, incontables las sensaciones regaladas. ¡DISFRUTALAS!